Connect with us

Sebastián Torrico rompió el silencio tras perder la titularidad y manifestó que quiere recuperar el puesto. “Siempre fui alguien que la luchó “, admitió.

Sebastián Torrico se guardó una tiempo largo después de perder el arco de San Lorenzo a raíz de una decisión de Aguirre que trajo polémica, pero este miércoles rompió el silencio y opinó de cómo viene llevando su nuevo rol en el plantel.

“Me pegó y lo sentí porque uno siempre se esfuerza y quiere estar jugando. Venía muchos años atajando, con continuidad en Copa o torneos, pero con el correr de los días te vas adaptando. Fue una decisión del técnico y uno está para respetarla. Siempre fui alguien que la luchó y mi cabeza piensa en superarse y esperar otra oportunidad”, manifestó el arquero en diálogo con Un Buen Momento.

También reconoció los errores que lo llevaron a sentarse en el banco de suplentes: “Soy consciente que no tuve el nivel de los anteriores semestres. En algunos goles había tenido responsabilidad. El de Temperley me hago responsable porque fue un gol evitable. El puesto nuestro es así, fue un cambio que ayudó al equipo en salir de ese momento. El fútbol es muy cambiante y como se dio esta salida me puede volver a tocar”.

Pese a reconocer sondeos, el Cóndor sostuvo que “siempre pensé en pelearla en San Lorenzo. Por más que a uno le toque jugar o no, siempre quise estar apoyando al grupo y prepararse porque cuando te toca estar afuera, aprendés mucho”.

Más allá de la suplencia, admitió que el trato con el entrenador es más que buena. “Tengo una buena relación con Diego. En ese momento quizá no había mucho para charlar, pero con el correr de los días fue una relación normal. Hasta el día de hoy charlamos no sólo de fútbol sino de otros temas. Tenemos una relación cercana“, manifestó.

Y agregó: “Me dijo que entrene tranquilo, que me prepare porque iba a medir con la misma vara a los dos y al que vea mejor le va a tocar atajar. Confío en eso. Si pienso en otras cosas no le va a servir a nadie”.

Por último, habló de los cuervos. “El cariño de la gente y el reconocimiento es especial desde el primer día que me tocó jugar. No se olvidan de todos esos momentos que pasamos”, concluyó Torrico.

Pretemporada

Preocupación por la lesión de Torrico

El Cóndor salió con una molestia en los penales contra Gimnasia y el diagnóstico preliminar es una luxación de hombro izquierdo. Mañana le harán estudios.

Publicado

on

Foto: Prensa San Lorenzo

Terminó la pretemporada. San Lorenzo festejó en el último amistoso ante Gimnasia en la definición desde el punto de penal, pero no todo terminó bien. Torrico fue reemplazado por Cerutti después de atajarle el penal a Colazo y hay preocupación.

El arquero fue revisado por el cuerpo médico azulgrana y el diagnóstico preliminar es una luxación de hombro izquierdo. Una lesión que, en principio, demanda cerca de 45 días de recuperación. Mañana se le realizarán estudios y se sabrá si deberá parar por algunas semanas o pasar por el quirófano.

La lesión del Cóndor se suma a la de Nico Navarro, quien no disputó ni un sólo segundo en lo que va del 2018. Antes del amistoso con Argentinos, el 13/1, sufrió una contractura en el gemelo y, si bien entrena con normalidad, todavía no está confirmada su presencia en el primer compromiso oficial: el próximo viernes ante Talleres por la Superliga.

Seguir leyendo

Pretemporada

“Con Boca vamos a pelear hasta el final”

Gonzalo Rodríguez se mostró confiado y avisó que en Boedo hay material para llevarse la Superliga. “Tenemos dos jugadores por puesto”, dijo.

Publicado

on

Foto: Prensa San Lorenzo

San Lorenzo tiene por delante el último amistoso del verano contra Gimnasia en Salta, pero el objetivo principal está claro: coronarse en la Superliga. Por eso, Gonzalo Rodríguez opinó acerca del momento del equipo y se mostró optimista de cara a lo que viene.

“Con Boca vamos a pelear hasta el final. Estamos a tres puntos y nos sentimos confiados. Lo más importante es empezar bien con Talleres, pero siempre pensando partido a partido, no lo que pueda pasar a final de campeonato”, manifestó en diálogo con TyC Sports.

El Ciclón no vendió pero tampoco incorporó en este mercado de pases, pero lejos de preocuparse, el zaguero confía en el material que hay en Boedo: “No nos preocupamos si vienen jugadores. Estamos contentos con el grupo que tenemos. Hay un buen equipo, tenemos dos jugadores por puestos que pueden rendir”.

Por último, fue consultado si la derrota del miércoles con Huracán dejó secuelas en el grupo. “Uno siempre quiere ganar un clásico. San Lorenzo está obligado. No se dio pero lo más importante es el partido de la Superliga, corregir los errores y que no vuelva a pasar”, sentenció.

Seguir leyendo

Pretemporada

El boletín del Pampa

Biaggio le dio rodaje a los que juegan menos y sacó conclusiones. Hay varios que tendrán nuevas oportunidades, pero otros deberán seguir luchando.

Publicado

on

Foto: Prensa San Lorenzo

El semestre entregará pocas oportunidades. Hay que aprovechas cada entrenamiento y cada partido, sobre todo teniendo en cuenta que San Lorenzo tendrá por delante lo que resta de la Superliga y un cruce con Mineiro por la Sudamericana. Por eso, a falta de refuerzos, el Pampa debe buscar alternativas dentro del plantel.

Para evaluar a los que tuvieron menos minutos en el 2017, el DT eligió probarlos ante Defensa y Huracán. Y si bien su mirada puede diferir del análisis popular, hay conclusiones en común que no escapan.  El que se ganó un lugar en consideración fue Rubén Botta, quien se destacó con el Halcón y fue de lo mejor ante el Globo dentro de un nivel colectivo que dejó más dudas que certezas.

El paraguayo Robert Piris Da Motta también aprobó. Tuvo rendimientos que llamaron la atención durante el año pasado y ratificó su importancia en el verano, al igual que Nico Reniero con su aporte goleador. Buenas alternativas para reemplazar o, tal vez, acompañar a Mercier y Blandi.

Otro que quedó en verde fue el juvenil Franco Moyano, un pichón del DT. Debutó de buena forma contra los de Varela, entró y se estrenó en las redes con el Bicho, y mostró carácter en el clásico. Se anotó varios porotos para luchar por un lugar.

Y los que quedaron en suspenso, a priori, son unos cuantos. Víctor Salazar, que ocupó el lateral izquierdo con Defensa y volvió al derecho con Huracán, no terminó de engranar. Al igual que Alexis Castro o Pipi, que aparecieron a cuentagotas en ambos encuentros.

Por otra parte, Coloccini, que volvía después de siete meses, y Senesi, quien pedía pista, están en deuda. Mostraron seguridad contra el cuadro de Varela, pero estuvieron flojos con los de Parque Patricios. Deberán seguir luchando por entrar en consideración.

Seguir leyendo

Lo más visto