Connect with us

Varios

A 25 años del histórico Clausura 95

Hoy se cumple un nuevo aniversario del título que consiguió San Lorenzo y cortó con 21 años de sequía. Fue en una emocionante definición contra Gimnasia, que el equipo del Bambino terminó ganando en último suspiro.

Publicado

on

El 25 de junio de 1995, San Lorenzo logró un título más que esperado. Ése que puso fin a más de dos décadas de sequía. Un día como hoy, pero hace 25 años atrás, el equipo que comandaba Héctor Veira le ganó como visitante a Rosario Central por 1-0 y se sacaba una mochila más que pesada en su historia.

De la mano del Bambino, ese plantel mantuvo la base que peleó con River el Apertura 94. En ese torneo, el Ciclón había conseguido una cantidad de puntos que le hubiera permitido ser campeón en cualquier torneo, pero se cruzó con un Millonario del Tolo Gallego y Enzo Francescoli que se coronó invicto, y postergó el festejo azulgrana.

El Clausura 95 no había arrancado de la mejor manera. San Lorenzo tuvo un arranque desolador y recién pudo empezar a creer a partir de la tercera fecha, cuando encadenó dos victorias seguidas en Avellaneda ante Independiente (1-0) y Racing (2-1). Pese a una caída en el Monumental, comenzó a crecer hasta alcanzar el liderazgo de la tabla de posiciones peleando con el sorprendente Gimnasia de Timoteo Griguol.

Faltando dos fechas para la definición, una sorpresiva caída ante Vélez por 1-0 dejó al Ciclón un punto por debajo del Lobo. La fecha siguiente, San Lorenzo venció a Lanús y el Lobo hizo lo propio con Ferro, y se llegó a la última jornada con un panorama desolador. En La Plata, el equipo que lideraban los mellizos Barros Schelotto recibía a un pobre Independiente, en Rosario, el CASLA buscaba el milagro ante Central.

En la previa, el Bambino Veira contagió optimismo en el histórico Fútbol de Primera: «Este club se ha ido a la B, ha vuelto a la A con sacrificio… no ha tenido estadio, ahora tiene un estadio; y hay que tener fe, hay que tener ilusión. Por eso quiero que vayan 25 o 30 mil personas, con alegría, en familia, a Rosario y si se da se da, y si no mala suerte». La gente se contagió y viajó a Rosario en caravana: 35 mil almas coparon el Gigante de Arroyito.

Fueron 90 minutos de dramatismo extremo. El gol de la Chancha Mazzoni, primero, se festejó como uno propio. El penal errado por Netto parecía que la historia volvía a repetirse. Pero el salto del Gallego González, a falta de 12 minutos para el final, desató el delirio de los todos cuervos y ese llanto del Bambino que quedó en el recuerdo, al grito de «Gracias Pampa».

Faltando algunos segundos para el final, una invasión sobre el campo de juego suspendió el partido. Marcelo Tinelli, aquel conductor de TV que hoy es presidente, fue uno de los que saltó al césped. Gimnasia se quedó en 29 puntos, San Lorenzo llegó a los 30 y ganó un campeonato que parecía imposible.

san lorenzo ruggeri

Publicidad
Publicidad
Publicidad