Connect with us

Liga Profesional

Una goleada que puede significar un fin de ciclo

´Banfield goleó a San Lorenzo por 4-1, sumó su tercera derrota en cinco presentaciones y el ciclo Mariano Soso parece haber llegado a su fin. Pobrísimo lo del Ciclón.

Publicado

on

san lorenzo gattoni
Foto: Prensa San Lorenzo

Con decir que Monetti fue mucho más importante que Arboleda en el desarrollo del primer tiempo, usted, lector, se dará cuenta que a San Lorenzo otra vez le costó horrores generar situaciones de gol. De hecho, el único disparo al arco en esos primeros 45 minutos fue un tiro libre de Angel Romero que el arquero de Banfield tapó sin problemas. ¿Después? Prácticamente nada. Solo dos remates desviados de afuera del área de Sabella que no llegaron a complicar.

Lo del Taladro, en cambio, fue bastante mejor. Si bien le costó entrar con profundidad, el remate que pasó apenas desviado de Fontana tras desborde de Cuero a los 3 minutos de juego hacía prever una noche compleja. En este contexto, el Mono terminó siendo la gran figura de ese primer parcial. Primero tapándole un disparo de lejos a Payero y más tarde revolcándose para sacarla abajo por un cabezazo de Fontana.

Pero, claro, todo no pudo hacer el arquero del Ciclón. El mismísimo Cuero, que había sido opacado por varios minutos por el juvenil Nicolás Fernández, desbordó y metió un centro perfecto para que Fabián Bordagaray empuje de cabeza para la ventaja parcial a los 44. Con poco tiempo por delante, los de Soso se fueron al descanso sin poder ni arrimarse al área rival.

Después de una buena jugada de Banfield que terminó en un remate cruzado de Bravo, el entrenador azulgrana, raro en él, movió el banco a los 10 del complemento. Eso sí, uno de sus cambios fue algo sorpresivo: metió a Agustín Hausch en lugar de Alexis Sabella y lo hizo jugar en ese lugar a Matías Palacios, habitual enganche que jugaba su primer partido como titular por Oscar Romero. El otro fue, justamente, el ingreso del melli por Mariano Peralta Bauer.

Inmediatamente después de esto, sin el único jugador que en la previa era de marca, llegó el segundo del local por una tremenda pirueta de Fontana que dejó sin chances a Monetti. Pero la ventaja por dos le duró poquito y nada. Cuatro minutos tardó San Lorenzo en descontar: Angel metió una tremenda asistencia de primera para Víctor Salazar y el Tucu definió por encima de Arboleda.

Sin embargo, el Ciclón se quedó en eso. Iba con ímpetu pero con pocas ideas, como en toda la Copa Maradona, y no peteó al arco. Y Monetti aguantó hasta donde pudo. Porque Payero, a los 43, gritó sobre el final de tiro libre y Juan Pablo Álvarez, en el descuento, amargó aún más la pobrísima actualidad del elenco azulgrana. Goleada 4-1 que puede terminar con el fin del ciclo Soso en Boedo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad