Connect with us

Superliga

Decepcionante

San Lorenzo no levanta cabeza: fue goleado por Boca 3-0 y sigue en el último puesto de la Superliga. Encima, se quedó con diez por una roja infantil de Monetti.

Foto: Prensa San Lorenzo

Publicado

on

San Lorenzo arrancó dormido. En ese primer tiempo, Mauro Zárate la puso lejos de Monetti para el 1-0 recién a los 4 minutos del partido. En medio de las confusiones, el equipo de Almirón no la encontraba y sufría, sobre todo por el lateral de Pérez, el flanco más débil de la defensa azulgrana. Ahí flaquearon los de la mitad de la cancha, porque el trío Martínez- Poblete- Castellani se llenó de confusiones y faltas.

Y es cierto: si entraba la de Wanchope, se terminaba temprano el clásico. Pero en ese momento, en vez de especular, se dedicó a asociarse un poco más y se animó recién a los 35. Sí, tuvo que pasar más de media hora para que los jugadores se den cuenta que enfrente tenían a un Boca al que se puede lastimar. Por eso, sobre el final impuso condiciones, aunque Reniero no pudo primero con Andrada, que sacó un buen manotazo para evitar el empate, y después con el travesaño.

Como en los primeros 45′, el arranque del segundo tiempo fue todo del local. El Ciclón no podía salir, se resignó a defender y Boca lo complicó. A los 30 segundos fue Villa el que metió un pelotazo en el palo tras un estirada de Monetti que parecía en vano y a través de un desborde del colombiano que no llegó a alcanzar Izquierdoz. Pero cuando San Lorenzo se había animado, se quebró el partido.

Después de un disparo de Poblete que logró tapar Andrada, Nández llegó en soledad en el primer palo y puso el pie para anticipar para aumentar la ventaja a los 19. Encima, al ratito, un momento inexplicable: Monetti le tiró una patada a Wanchope cuando intentaba salir con la pelota dominada y se fue expulsado por roja directa a instancias del juez de línea. Innecesario. Imprudente. Infantil.

El resto del encuentro fue realmente una decepción: un equipo aturdido, con poco que hacer en inferioridad numérica, sin ánimo… Pese a que Fértoli tuvo un mano a mano que volvió a tapar el arquero del Xeneize, en esa misma contra Villa lo liquidó ante la salida del Cóndor Torrico, que ya había entrado por Poblete luego de la expulsión de Monetti.

Lo de San Lorenzo, que terminó caliente por el toqueteo de Boca y una innecesaria rabona de Buffarini, ya es una pesadilla. Está en el último puesto de la Superliga con 18 puntos y sigue estirando la racha sin triunfos: lleva 15 partidos sin ganar (está a uno del récord histórico del club) y con Almirón aún no puede sumar de a tres tras ocho empates y cuatro derrotas. Decepcionante.

Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.