Connect with us

Superliga

Cueste lo que cueste

LA FINAL. San Lorenzo buscará dar la vuelta en el Monumental. (Foto: Télam)

Publicado

on

San Lorenzo juega el partido más importante del semestre ante Lanús buscando gritar campeón en el Monumental. Vuelven el Pichi, Caruzzo y Mas.

Y llegó el domingo nomás. Ese día tan esperado desde aquél pitazo final en San Juan cuando San Martín le ganaba el clásico a Godoy Cruz y estallaba el Nuevo Gasómetro. Ese domingo donde el equipo dirigido por Pablo Guede (sí, el siempre cuestionado Guede) puede gritar campeón ante Lanús, el holgado ganador de su zona, el que dicen que “mejor juega”, el que tiene al goleador del torneo… pero las finales son finales.

El camino del Ciclón no fue nada fácil. El equipo tuvo que mutar. No es nada parecido a aquél inicio de campeonato vertiginoso, pero que quedaba pagando y sufría en cada ataque rival. Es más bien parecido al de otros tiempos, que ocupa bien los espacios y no se descompensa. El DT tuvo que darle otra vuelta de tuerca, que los jugadores se adapten al sistema y no viceversa. El Pichi Mercier, que hoy vuelve tras una lesión, fue parte fundamental de ese equilibrio y apareció en el momento en que todo era cuesta abajo. San Lorenzo se repuso hasta del duro golpe de la eliminación de la Copa Libertadores y ahí está, en la final de un nuevo torneo. Otra final más.

Ortigoza será una baja sensible. “No hay como Orti”, pregonaba Guede en la semana. Se pierde el que hace todo bien. El que la pide, el que la aguanta, el que hace jugar al equipo. En su lugar estará Mussis. Un jugador de más choque y fricción, pero que se anima a llegar al área rival y respondió en todo momento. Caruzzo y Mas vuelven después de estar suspendidos y, salvo el Gordo, “el equipo ideal” estará jugando palmo a palmo en el césped del Monumental. Porque Blanco y Cerutti por las bandas dirán presentes, porque el goleador Blandi, que llega tocado, también jugará desde el arranque.

¿Y Lanús? El equipo de Almirón, que tiene una base armada de la era Guillermo, es considerado el que mejor juega, por algo ganó con tanta diferencia su zona. Tiene una buena columna vertebral con Monetti, Gustavo Gómez, Román Martínez y el Pepe Sand. Miguel Almirón es una de las revelaciones del Granate. Con un gran ida y vuelta, las pide todas y no se achica en ningún momento más allá de que sean sus primeras armas en primera. Desde que se aseguró el grupo, Almirón le dio descanso a la mayoría de los que más juegan y alternó. La falta de rodaje de todos los titulares, quizás puede llegar a ser un aspecto positivo para San Lorenzo.

Es el último partido del campeonato. El lugar donde los 28 equipos restantes querían estar. Y la Libertadores 2017 solamente no alcanza. No llena. De este plantel depende la gloria de los millones de cuervos desparramados por el mundo. El pueblo azulgrana va por otro sueño. Uno más. Esta tarde, desde las 16.15 horas, cueste lo que cueste.

Así forman:

San Lorenzo: Torrico; Buffarini, Angeleri, Caruzzo, Mas; Mercier; Belluschi, Mussis, Blanco; Cerutti y Blandi.

Lanús: Monetti; J. L. Gómez, G. Gómez, Braghieri, Velázquez; Marcone, Martínez, Almirón; Mouche, Acosta y Sand.

Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.