Connect with us
gaich gaich

Superliga

“Es muy factible que tenga que utilizar una máscara”

El médico del plantel de San Lorenzo contó que Gaich podría usar una protección especial por su tabique fracturado. “Tenía la nariz totalmente desplazada”, sostuvo sobre el Tanque, quien parará cerca de tres semanas.

Foto: Getty

Publicado

on

Adolfo Gaich venía de la Selección Sub 20 y tenía posibilidades de ser una de las alternativas de ataque para Almirón en Córdoba, cuando San Lorenzo visite el viernes a Belgrano. Sin embargo, una patada involuntaria de Insaurralde en el entrenamiento de ayer hará que el delantera tenga un tiempo afuera de las canchas.

“Tuvo un corte, y a su vez una fractura de los huesos propios y el tabique nasal. Tenía la nariz totalmente desplazada”, explicó en diálogo con La Cicloneta el médico del plantel, Fernando De Alzaa, quien lo acompañó a realizarse los estudios que determinaron la lesión.

El doctor también explicó que el Tanque, que tiene inmovilizada la zona con “yeso”, tendrá que realizarse nuevos estudios entre hoy y mañana para determinar si deberá pasar por el quirófano, opción que “por ahora está descartada”. Si no lo operan, tendrá “alrededor de tres semanas” de recuperación, aunque “si tiene una evolución satisfactoria, capaz que se pueden adelantar”.

“Los primeros días no va a poder saltar, correr y ni hacer trabajos de alto impacto. Tendrá que hacer ejercicios aeróbicos en bicicleta. Veremos cómo va llevando la lesión”, explicó De Alzaa sobre cómo se afrontan este tipo de lesiones. Además, agregó que en su regreso con el plantel, “es muy factible que tenga que utilizar una máscara tanto para entrenar como para jugar”.

En este contexto, por lo menos, Gaich se perderá los próximos cuatro partidos del Ciclón. Justo en el momento que venía entonado por su buen aporte en el Sudamericano con la Selección Argentina.

Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.