Connect with us

Superliga

… Y en las malas mucho más

Publicado

on

NO SE PUDO. San Lorenzo se quedó con las manos vacías. (Foto: Télam)

San Lorenzo no pudo con un afilado Lanús y cayó por 4-0 en la final del torneo. Muy lejos del rendimiento de las últimas fechas, sólo queda el premio de la Copa. 

No fue la tarde de San Lorenzo. Para nada. Lanús fue mucho para este equipo que, sin Ortigoza, terminó aplastado por el merecido campeón del Torneo Transición. En ningún momento parecía que se podía remontar después de la ventaja inicial. Nunca. A pesar de las ganas, escaseaban las ideas.

Ni bien comenzó el juego, Almirón se mandó una tremenda corrida por la banda, la metió adentro y, después de un cierre fallido de Mas, el Pepe Sand quedó mano a mano con Torrico, que paró una complicada cuando todo San Lorenzo arrancó frío. En un césped mojado, la velocidad del paraguayo y Acosta, eran los problemas principales en los primeros minutos.

La pierna fuerte también fue un condimento que se palpaba. El duelo Buffarini- Velázquez les valió una amarilla para cada lado en los primeros 15. Pero cuando el equipo de Guede parecía emparejar el trámite, Junior Benítez agarró distraído a la defensa después de un centro corto y anticipó desviándola al segundo palo de Torrico. Merecido 1-0 del Granate.

No conforme con la ventaja, la intensidad de los de Almirón no cesaba, siguieron insistiendo y tuvo dos claras consecutivas, primero con Benítez y al minuto con una entrada de Acosta. Era el peor momento, sin la pelota y con distracciones que no se veían desde hace tiempo. Pero comenzaron a aparecer los que no la tenían, por méritos propios y también ajenos.

San Lorenzo tuvo la primera clara recién en la media hora del partido con una volea de Cerutti que tapó bien Monetti y comenzó a ubicarse geográficamente en otro lugar. Si bien no llegaba con claridad, tenía la posesión y jugaba lejos del Cóndor. Aún así, la persiana del primer tiempo se cerraba con mas dudas que certezas. Guede tenía mucho para hablar.

Barrientos por Mussis fue la pieza que movió el técnico en el segundo tiempo intentando hacer jugar al equipo pero poco pudo hacer. La primera del complemento fue en sus pies, cuando a través de un tiro libre la tiró con poca fe. La velocidad de Lanús lo seguía complicando y las amenazas de Román Martínez, se terminaron haciendo realidad de la mano de Almirón, que entró sólo después de un cruce fallido de Angeleri y estampó el segundo.

Con más corazón que fútbol, el Ciclón intentó buscar el descuento, pero el Grana se sentía cómodo con la desesperación y comenzó a desplegar todo su repertorio. La tuvo Román Martínez, Acosta… y así pueden seguir los nombres hasta que Sand (al menos un metro adelantado) empujó un centro de José Luis Gómez para el 3-0.

Con el partido ya definido, San Lorenzo hacía lo que podía y Acosta, de contra, terminó sellando la catástrofe del 4-0 en el Monumental. No se pudo. De principio a fin, no se pudo.

Superliga

“Esto es responsabilidad de todos”

Almirón, que todavía sigue sin ganar como DT de San Lorenzo, se mostró autocrítico pero también apuntó al rendimiento de sus jugadores. “Cuesta levantarse”, aseguró.

Publicado

on

almiron san lorenzo newell´s
Foto: Getty

San Lorenzo sigue sin poder ganar y ya lleva ocho partidos (6 empates y 2 derrotas) sin sumar de a tres desde que Jorge Almirón se hizo cargo del equipo. Contra Newell’s se le presentó favorable porque tenía el triunfo en el bolsillo hasta el final, pero sobre la hora, otra vez, volvió a decepcionar.

“No voy a decir que fue un partido brillante nuestro pero las situaciones las tuvimos. Nos empatan al final por tratar de ser ofensivos. En el único espacio que había para meter un pase, fue ahí y nos empatan. Nos genera mucha bronca“, afirmó el entrenador conferencia de prensa.

Y agregó: “Esto es responsabilidad de todos, mía y de los jugadores. No tomamos buenas decisiones y fallamos. Hay muchas cosas para mejorar y cuando no se gana cuesta levantarse. Son cosas que yo tengo que mejorar como entrenador y los jugadores también. No quiero decir nada fuera de lugar porque el análisis tiene que ser para adentro“.

Además, aunque no quiso profundizar, también hizo referencia a los fallos de Fernando Espinoza. “Fue claro el penal (sobre Nicolás Reniero). Ellos reclamaron el gol, también lo podía haber anulado. No sabía que el gol de ellos fue en offside. Estaría muy preocupado si hubiera mala intención en las decisiones arbitrales”.

Para cerrar, admitió: “Pienso en ser protagonista, que el equipo juegue mejor. Hay muchas cosas para mejorar, cuando no se gana cuesta levantarse. Pero no me aburre este San Lorenzo. Estamos representando a un equipo grande. Hoy no está fino, no está ágil, son cosas que tenemos que ir mejorando. Es algo que tenemos pendiente”

Seguir leyendo

Superliga

Al menos cortó una racha

Ante Newell’s, San Lorenzo convirtió su primer gol en el 2019 después de 268 minutos sin festejar. Además, Blandi volvió a convertir en el torneo tras casi cuatro meses de sequía.

Publicado

on

blandi
Foto: Getty

Sufre San Lorenzo con esos diez compromisos sin ganar, de los cuales ocho con Jorge Almirón como director técnico, con cuatro derrotas y seis empates. Sin embargo, pese a que el equipo sigue sin poder ganar y contra Newell’s se le atragantó el festejo sobre la hora, al menos pudo cortar una extensa racha negativa sin lograr convertir.

En sus últimos partidos al Ciclón le costó demasiado hallar los espacios y llegar con claridad al área rival. Por eso, el tanto de Nicolás Blandi, el primero del 2019, llegó al tun tun. En medio de una jugada confusa, el delantero terminó tirado dentro del arco como si fuera que convertía un try. Muy poco convencional y con polémica, porque la visita pedía mano y falta.

Para que los hinchas vuelvan a festejar un gol tuvieron que pasar 268 minutos. El último grito de Boedo fue marcado por Rubén Botta, de penal, el sábado 8 de diciembre en la igualdad 1-1 contra Estudiantes, por la fecha 15. Pero la marca en la era Almirón sigue siendo baja: cinco goles sobre ocho partidos disputados. Y sin convertir, es difícil ganar…

Además, Blandi logró cortar su sequía. La última vez del artillero por el torneo fue el 22 de octubre del año pasado, en el triunfo 2-1 sobre San Martín de San Juan. Eso sí, cable aclarar que en la última parte del 2018, el jugador oriundo de Campana se perdió varios de los partidos por lesión y pese a esto es el goleador del equipo en el torneo, con 5 goles en 9 encuentros disputados.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más visto