san lorenzo de almagro
in

San Lorenzo ganó y es escolta

El Ciclón venció 4-2 a Platense, sumó su tercera victoria en la Copa de la Liga y quedó segundo en su zona. Un recontra golazo de Rojas, el tercero del equipo de Dabove, cambió el partido. ¿Los otros goles? Gattoni, Sabella y Troyanski.

Fue movido el primer tiempo en Vicente López. Cinco llegadas, cuatro goles. Pura efectividad. El problema, claramente, fue que San Lorenzo estuvo dos veces por encima, se mostró dubitativo en el fondo y terminó yéndose al vestuario en tablas por otro penal evitable de Devecchi, emulando al partido con Santos.

El Ciclón abrió el marcador con un cabezazo que desvió Gattoni luego que Donatti ganara arriba un centro de Angel. Más allá de que mantuvo la intensidad, una pared al borde del área grande terminó con el empate de Curuchet tras un leve desvío en Elías y ante una estática defensa azulgrana. A remarla de vuelta.

Cuando parecía que se armaba otro partido, Alexis Sabella metió un zurdazo seco desde afuera del área y la pelota terminó entrando con complicidad de De Olivera. Minutos después, San Lorenzo tuvo una posibilidad clara de aumentar. Pero, esta vez, el arquero Calamar logró desviarla cuando Uvita Fernández trataba de pinchársela por encima.

Casi por inercia, el local volvió a intentarlo. Tenía la posesión, pero prácticamente no creó situaciones. Y cuando todo hacía suponer que el 2-1 en esa primera mitad era definitivo, Devecchi se tiró a destiempo a los pies de Bogado y Delfino cobró un penal evitable que el mismo volante terminó cambiando por gol.

Después de unos frenéticos 45 minutos, la intensidad bajó en el inicio del complemento. San Lorenzo manejaba mejor la pelota, la tenía, pero no llegó al arco rival hasta los 15, cuando empezó a hacerse protagonista De Olivera, que primero le tapó un buen cabezazo a Donatti y después un mano a mano a Di Santo tras una buena asistencia de Angel.

Y de repente llegó el jugadón y el golazo que cambió el partido. Angel la filtró para Di Santo. El delantero de la bajó de pecho a Uvita, que también controló con el pecho y lo encontró a Rojas en el borde del área grande. El lateral también puso el pecho para dejar la pelota en lo alto y metió una tijera maravillosa para dejar sin chances al arquero Marrón.

En una de las últimas, córner de Rojas que Troyanski cabeceó para colarla lejos de De Olivera y sellar el 4-2 definitivo que lo pone a San Lorenzo como único escolta de Colón tras hilvanar su tercer triunfo al hilo en la Copa de la Liga. Ahora se viene Santos. Que sirva el envión anímico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

0