san lorenzo de almagro alvarez
in

Roberto Álvarez renunció a su cargo en la Comisión Directiva

El ex vicepresidente de la gestión Lammens-Tinelli, informó su dimisión como vocal de San Lorenzo. Es la segunda renuncia en la actual CD.

Un histórico dirigente de San Lorenzo se alejó oficialmente de la vida política del club. Es que Roberto Álvarez, el ex vicepresidente segundo en las gestiones de Matías Lammens, presentó la renuncia a su cargo como primer vocal de la Comisión Directiva, lugar al que había asumido a partir de las elecciones de diciembre del 2019.

De acuerdo a lo que comunicó el Rengo, así se lo conocía por Boedo, su alejamiento se produce luego de cumplir uno de los objetivos que se había planteado: la aprobación de la Ley de Rezonificación que le permitirá al Ciclón volver a construir el estadio en Tierra Santa. “Era lo único que me retenía para no presentar mi renuncia“, aseguró.

De esta manera, se convierte en la segunda renuncia de peso en este año y ocho meses de la gestión que arrancó con el licenciado Marcelo Tinelli y hoy continúa con Horacio Arreceygor en la presidencia: el 26 de abril decidió dar un paso al costado fue el tesorero Norberto Mañas (hoy vocal) y fue reemplazado por Carlos Rosales.

san lorenzo de almagro
Álvarez junto a Lammens y Tinelli tras imponerse en las elecciones del 2016.

A continuación, el comunicado completo en el cual Roberto Álvarez confirma su renuncia: 

“Queridos amigos, tal cual se los vengo comentando desde hace tiempo, la sanción de la Ley de Rezonificación era lo único que me retenía para no presentar mi renuncia, la cual hice efectiva después de este día histórico.

Ha pasado mucho tiempo desde que llegue al club, allá por el final de ese ciclo político, estábamos últimos en los promedios, peleando el descenso, con grandes deudas según balances auditados, 19.000 socios, la Ciudad Deportiva sufriendo los avatares de un temporal que hizo centro en nuestro estadio, obligando a cambiar la localía y movilizando a un voluntariado maravilloso que le puso el hombro a la situación.

Nos salvamos del descenso, salimos campeones en Vélez, Campeones de América, Subcampeones del mundo, ganamos la Supercopa con la recordada goleada en Córdoba.

Lamentablemente el ciclo virtuoso desde Almirón para acá se convirtió en negativo, con contrataciones y sistemas organizativos que no dieron resultados, con campañas deportivas que no nos permitieron clasificar a las copas, con lo que esto significa y con una pérdida del sentido de pertenencia.

Desde lo patrimonial el crecimiento está a la vista de todos, la compra de Av. la Plata que como toda la gesta de la vuelta, es de la gente”.