Connect with us

Superliga

San Lorenzo se repuso y repartió puntos con Central

San Lorenzo estuvo dos veces abajo, pero lo levantó y terminó empatando 2-2 contra Central en el Nuevo Gasómetro. Belluschi y Pittón, los goles Cuervos. Bareiro, erró un penal insólito.

Publicado

on

san lorenzo
Foto: Prensa San Lorenzo

No se veía venir. Para nada. Rosario Central aprovechó sus dos únicas llegadas del primer tiempo para sacar una buena ventaja. Fueron dos goles en los primeros veinte minutos que descolocaron a todos. Primero Riaño, después Ciro Rius. Pero el gran mérito de San Lorenzo fue poder reponerse de los dos golpazos impensados y hasta de un penal insólito de Bareiro.

El descuento de Belluschi a los 22, que pese a las ganas que mostró no estuvo para nada fino, metió un zurdazo cruzado para empezar a ilusionar. Ése fue el envión anímico. A partir de ahí el Ciclón intentó soltarse y ser más vertical. Al control del juego, que ya lo tenía, le metió algo más de decisión para buscar el arco rival.

Y en medio de esa búsqueda, Caruzzo agarró a Bareiro dentro del área, Rapallini cobró penal y el delantero, que ya había marcado desde los doce pasos ante Cerro, se confió demasiado y ejecutó de una manera insólita: la quiso picar y la mandó por encima del travesaño. Feo. Los hinchas, claro, no lo podían creer.

Pero faltaba un capítulo más, el del alivio. A los 40, Belluschi envió un tiro libre venenoso y Bruno Pittón, de cabeza, llegó a desviar para descolocar a Ledesma y hacer explotar a todo Boedo para un empate que a es altura ya merecía. Frenética primera mitas entre Cuervos y Canallas.

Con los ánimos más calmados después de la igualdad parcial y el descanso, San Lorenzo mermó en intensidad pero aún así pudo lastimar al inicio del complemento. Bareiro, que venía con el peso del penal encima, cabeceó al palo, y un ratito más tarde Menossi y Belluschi probaron de afuera. Al Ciclón le costaba perforar la defensa de los rosarinos. Avanzaba, iba, pero le faltaban idea para tener chances claras.

Ni el debut esperado de uno de los refuerzos estrella, Óscar Romero, pudo cambiar lo que se venía viendo. El paraguayo mostró destellos de lo que puede dar, aunque aún así no pudo hacer demasiado. Un cambio de frente a Barrios y un disparo que rebotó en un defensor, fue lo mejor que mostró el paraguayo al que todavía le falta ritmo futbolístico.

Salvo un tremendo derechazo de Zabala que hizo revolar a Navarro y una buena individual del Perrito Barrios sobre el final que entre el palo y Ledesma evitaron el tercera, pasó poco en las áreas y fue 2-2 en el Nuevo Gasómetro.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.