san lorenzo de almagro melano
in

San Lorenzo y una noche de terror

Central Córdoba aprovechó los errores de Pittón y Gattoni y no perdonó: goleó 4-0 al equipo de Dabove y lo dejó en medio de un mar de dudas. Un golpe inesperado y durísimo.

El cóctel entre la falta de juego, las inseguridades defensivas y los errores individuales insólitos como los de Pittón y Gattoni… Todo eso da como resultado una goleada frente a un rival que fue incomodísimo por su plena eficacia y la disciplina táctica para defenderse. Noche negra. Triste para San Lorenzo contra Central Córdoba.

En el inicio del primer tiempo el Ciclón dominó, impuso condiciones y jugó en campo rival. El problema es que no pudo generarle una situación clara de gol y encima, con un error defensivo pagó caro. Pittón hizo todo lo contrario a lo que indican los manuales. Porque rechazó hacia adentro, Jonathan Bay cortó y sacó un zurdazo demoledor a los 10.

Si usted pensó que el Ciclón podría reaccionar rápido, estuvo equivocado. Porque desde ese momento hasta el final de los primeros 45 minutos jamás llegó a inquietar. No pateó ni una sola vez al arco. Más allá que Angel desequilibró por la izquierda o Juan Ramírez le puso ganas para ir al frente, el equipo de Dabove redondeó una pobrísima primera mitad ante un ordenado Central Córdoba.

Si el primer tiempo de San Lorenzo le pareció malo, qué esperar entonces del complemento. Con unos primeros minutos llenos de horrores defensivos que el Ferroviario aprovechó a pura efectividad. A los 3 Gattoni la dejó corta en la salida, Latanzzio la recuperó ante un flojito Elías y Milton Giménez clavó un golazo por encima de Monetti, que estaba adelantado.

Solo tres minutos después, el mismo Gattoni cometió otro error garrafal. Ahora el juvenil quiso pasársela al arquero pero la dejó lejos, Latanzzio anticipó, eludió al Mono y definió con el arco libre. Increíble. Se hizo dos goles solo el Ciclón contra un equipo agazapado que llegó tres veces y metió todo.

Lo que pasó después fue pura impotencia. Dabove intentó con varios cambios, metió a Oscar, Uvita, el Tanque Díaz… pero acumuló hombres en ataque sin saber cómo herir. Mucho centro a nadie. Para cerrar la noche, otro horror de la defensa: pifia de Braghieri y mal rechazo de Herrera para que Oscar Salomón la ponga lejos del alcance de Monetti. 4 a 0 y papelón.