Connect with us

Superliga

Entre la decepción y la bronca

San Lorenzo quedó eliminado de la Copa de la Superliga en un partido durísimo contra Argentinos. Herrera había empatado la serie, pero Reniero, en contra, le dio la clasificación al Bicho. Frustrante.

Publicado

on

san lorenzo
Foto: Prensa San Lorenzo

En un partido tenso, friccionado, discutido, bravísimo, en el que los roces arrancaron después de la insólita demora por la vestimenta de la visita y se dieron en cada acción de juego, San Lorenzo no supo revertir el 1-0 de la ida y se fue rápidamente eliminado de la Copa de la Superliga por un durísimo Argentinos. Y al final, se escucharon muchos silbidos y reproches en el Nuevo Gasómetro.

Que San Lorenzo tenía que salir a buscar el triunfo no era novedad. El termómetro del partido iba a ser la postura que tomara el visitante. Argentinos, lejos de meterse atrás, presionó en todos lados y se jugó como un verdadero duelo copero: con dientes apretados, con más roces, con más patadas y más agarrones que pases y gambetas. Fue todo confuso.

A un Ciclón incómodo, aún más que en los últimos partidos, le costó generar peligro. Tanto es así que la única aproximación del primer tiempo fue un cabezazo desviado de Senesi. En tanto, el Bicho tuvo la más clara, al palo, después de un rebote que le quedó mano a mano a Spinelli y un cabezazo en el epílogo que tapó Monetti abajo. Al descanso, y con silbidos.

Argentinos tuvo otra chance clarita para liquidar la llave en el inicio del complemento tras un despeje fortuito que agarró mal parado a la defensa azulgrana, pero Mac Allister le erró al arco. Pero la postura de la visita cambió y San Lorenzo, con todas sus limitaciones y con Barrios como abanderado, al menos intentó ser más punzante con remates de media distancia.

Y luego de los intentos, un zapatazo de Herrera, que le pegó con la derecha e increíblemente se desvió en la izquierda, descolocó a Chaves para el delirio de los hinchas. Ahí fue el momento del equipo de Almirón. Ahí tuvo su momento emocional para ir a buscarlo, pero Argentinos lo liquidó de pelota parada a diez del final: después que la pelota dio en el palo, Hauche le dio fuerte buscando un desvío que finalmente fue de Reniero.

Los últimos minutos fueron frustrantes. El equipo tenía que hacer dos goles más para poder clasificar y no tuvo ni una chance más, al menos, para poder ilusionarse. Encima, a pura potencia, Batallini pudo liquidar todo en una enorme individual sobre la hora. Así, San Lorenzo pierde una de las vías que le quedaban hacia la Libertadores 2020 y sus hinchas, como se veía venir, se fueron muy calientes por otra frustración.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.