Connect with us
san lorenzo san lorenzo

Superliga

Se salvó al final

San Lorenzo no podía con Gimnasia, que en su única llegada le marcó, pero Herrera la embocó después de un desvío en el último suspiro. El equipo de Almirón volvió a jugar mal, pero fue 1-1 en el Nuevo Gasómetro

Foto: Prensa San Lorenzo

Publicado

on

Se miran y no lo creen. Esta vez, Gimnasia puso en aprietos a San Lorenzo por errores propios, pero cuando otro cachetazo era irremediable, apareció el juvenil Andrés Herrera a puro coraje para igualar las acciones. Fue 1-1 ante el Lobo, aunque el equipo de Almirón, así, está prácticamente condenado al último puesto en un torneo local, por primera vez en su historia.

El cambio fue abrupto. Almirón pensó que era mejor cuidar a los habituales titulares para jugar por la Copa y salió con un once inédito, que tuvo un par de entrenamientos encima. En este contexto, en el primer tiempo fue mejor, pero como los que juegan siempre, chocaron contra la falta de eficacia. Y sin goles, es muy difícil poder ganar.

Tanto le costó a San Lorenzo, que lo mejor de los primeros 45 minutos fue el atrevimiento de Barrios que encaraba y, al menos, intentaba desde afuera del área terminar las jugadas. ¿La más clara? Un centro que bajó Senesi que Fértoli no llegó a empujar bien. La otra, con menos peligro, fue un remate cruzado de Insaurralde que pasó cerca del palo derecho de GELP. Merecía más. Está claro.

Sin embargo, no pudo sostener lo bueno después del descanso. Siguió dominando al inicio del complemento e incluso contó con un tiro libre de Ariel Rojas que sacó por encima Montoya, pero Gimnasia aprovechó su única oportunidad, una contra a los 13 que el venezolano Hurtado anticipó bien al primer palo para poner arriba a la visita.

San Lorenzo tuvo media horas más para poder empatar, pero entre errores varios y la impaciencia propia del momento del equipo (y de los hinchas), nunca llegó a incomodar al Lobo, que prácticamente de dedicó a defender el 1-0. Gaich la tuvo en dos ocasiones, intentó también Reniero, aunque el empuje sin ideas claras lo condenaron a otra derrota en casa. Era durísima otra derrota.

Sin embargo, en medio de la desesperación, volvió a ligar. Como ante Rosario Central, en la última del partido, en el último suspiro… Una guapeada de Andrés Herrera terminó con el 1-1 final: el lateral remató, se desvió la pelota en Coronel y Montoya quedó descolocado. Punto (que no suma), pero punto al fin… para la estadística.

Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.