san lorenzo de almagro romero
in

San Lorenzo sufrió, pero ganó y quedó bien parado para el final

El Ciclón, que lo ganaba cómodo con gol de Oscar, de penal, se complicó con Godoy Cruz pero aún así logró sacar tres puntos importantísimos pensando en la clasificación. Torrico, otra vez, fue clave en el triunfo.

Con poco San Lorenzo fue superior a Godoy Cruz en la primera mitad, con buenas apariciones de los hermanos Romero sobre todo en los 25 iniciales. Porque Oscar casi abre el marcador en el arranque. Porque después Angel asistió a Uvita Fernández, que arremetió como 9 y la mandó al lado del palo. Y más tarde, otra vez el ex Corinthians exigió a Espíndola con un remate desde lejos.

Y la ventaja, merecida, finalmente llegó. Toque de primera de Angel a Ramírez, el volante enganchó ante Cartagena dentro del área y Trucco hizo lo que debía hacer: penalazo para el Ciclón que Oscar se encargó de cambiarlo por gol. Sin suerte San Lorenzo intentó ser agresivo en los minutos posteriores pero se fue apagando. Lo de Godoy Cruz fue pobre: Torrico solo intervino tapando algún que otro disparo sin peligro o descolgando centros.

En el complemento el Ciclón aceleró y mereció más. De arranque nomás la tuvo: centro de Rojas, pecho y bombazo de Angel que dio en el palo. Era un golazo. Eran los mejores momentos del equipo de Dabove y los peores para los de Méndez. En eso, Dos Santos le cometió penal a Uvita, el que agarró la pelota ahora fue Angel pero definió mal, tapó Espínola y no podía liquidarlo.

Lo que siguió al penal errado fue increíble. San Lorenzo estaba cómodo y se complicó solo. Y cuando queman las papas aparece Torrico, que volvió a estar cuando lo llamaron. Como ante River. Primero, a puro reflejo, tapó un potente cabezazo de Abrego. Luego atrapó un tiro de Ramírez y más tarde otra de esas grandes tapadas del arquero, cuando metió un cachetazo con el guante izquierdo cuando estaba vencido (arremetida de Vadaloni) y terminó pegando en el palo.

En sus buenos pasajes y en Torrico, San Lorenzo sostuvo un triunfo importantísimo y sorprendentemente sufrido. Ganó y está cumpliendo con su primer objetivo de esta nueva temporada: estar entre los cuatro mejores del grupo y llegar con chances claras de clasificar a la próxima fase en la última fecha en Avellaneda contra Racing.