Connect with us
san lorenzo mundo azulgrana san lorenzo mundo azulgrana

Copa Libertadores

¡Por fin, Ciclón!

San Lorenzo le ganó a Junior por 1-0 y volvió a festejar después de cuatro meses. Así, cortó una malaria de 15 partidos sin sumar de a tres y Almirón, que estaba en la cuerda floja, pudo tomar un poco más de aire.

Foto: Prensa San Lorenzo

Publicado

on

En el primer tiempo, San Lorenzo repitió el mismo error de siempre: llega a dominar la pelota, como quiere su DT, pero choca contra su falta de eficacia. El colombiano Juan Camilo Salazar arrancó con ganas, pero se fue apagando. Del otro lado, Rentería, con la parsimonia de siempre. Y, claro, ante un ataque inexpresivo y sin ideas, es difícil encaminar un triunfo.

En medio del toqueteo azulgrana, un Junior que también intentó hasta donde pudo. Porque a los 28, Gabriel Fuentes le pegó un codazo a Víctor Salazar, la visita se quedó con diez y apostó a la contra. Antes, Monetti le había tapado un remate lejano de Narváez. ¿Y el Ciclón? También por la misma vía la más clara fue por medio de Belluschi, que no volvió luego del descanso por lesión. Poquito…

Obligado a buscar los tres puntos, con un jugador de más y con toda su gente apoyando, la lógica indica que San Lorenzo tendría que haber salido con otra actitud a llevarse puesto a Junior. Pero de la teoría a los hechos hay un camino muy largo, porque nada de eso ocurrió. Encima, la desesperación empezaba a jugar en contra, los murmullos aumentaban y la visita se aprovechaba de eso. Hasta a Coloccini  le saltó la térmica y fue a buscar a un colombiano cuando se la mostraba.

Sin embargo, cuando hacía pocos méritos, llegó el desahogo. Es que Román Martínez, uno de los más (o el más) cuestionados por su llegada a Boedo, enganchó, dejó pasar a un rival y definió al primer palo de Viera para que el Nuevo Gasómetro explote. A partir de ahí, el partido se volvió a acomodar. Blandi tuvo la más clara para estirar la ventaja, pero también lo sufrió.

Por que más allá de mantener la posesión, padeció por errores propios y ajenos. Junior, quizás, se aprovechó de un clima caldeado pese a la ventaja y tuvo sus chances. ¿La más clara? Un remate de Moreno que dio en el lateral del arco defendido por Monetti. Y no fue hasta el pitazo final de Samaniego que, por fin, los Cuervos pudieron largar toda esa malaria que venía arrastrando.

Así, San Lorenzo cortó una racha de 15 partido sin poder ganar, cuando el equipo que dirigía Biaggio le ganaba 2 a 1 a San Martín de San Juan el 22 de octubre, también en casa. Y Almirón, claro está, también salió victorioso por primera vez tras doce partidos sin conocer qué son los tres puntos.

Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.