san lorenzo de almagro
in

Lanús se lo dio vuelta a San Lorenzo y el Nuevo Gasómetro explotó

El Ciclón lo ganaba con gol de Herrera, pero el Granate se lo dio vuelta y los hinchas explotaron contra los dirigentes y Montero, que camina por la cuerda floja.

No da para más. Es un ciclo terminado. Otro más en San Lorenzo. La gente apoyó hasta donde pudo. El Nuevo Gasómetro volvió a ver a su gente bien predispuesta a pesar del pésimo momento deportivo, pero perdió después de ponerse en ventaja ante Lanús y el final se convirtió en reclamos e insultos hacia la dirigencia y Paolo Montero.

El Ciclón sorprendió en el arranque con una presión que dejó desacomodados a los dirigidos por Luis Zubeldía con la idea de forzar el error de un Lanús que acostumbra a intentar salir jugando por abajo. Con esa fórmula, Sabella fue clave para el gol de Herrera. Primero porque peleó la pelota con Pérez y después para meter el pase justo para el pique de Barrios, que metió el centro al área para que arremetiera el Yacaré y poner la ventaja.

San Lorenzo continuó con el mismo libreto y parecía estar mejor parado. Sin embargo, con apenas algunos avances la visita llevó peligro al arco de Torrico, algo que los de Montero no pudieron conseguir jamás en esa primera mitad. Primero le metió un manotazo fantástico a una pelota que rebotó en Peruzzi y más tarde evitó el empate de Sand. Sin embargo, el equipo quedó mal parado después de una pérdida de Sabella en la mitad de la cancha, tapó un remate de Malcorra pero Acosta la empujó para el 1-1.

san lorenzo de almagro
Herrera había marcado el 1-0 parcial.

La sensación que dejó el Ciclón en el segundo tiempo fue la de un equipo perdido, sin un rumbo definido y en el que cada jugador era una pieza individual. Estuvo muy errático y llegaba tarde a todas las pelotas. Apenas un puñado de aplausos bajaron para premiar el esfuerzo Gordillo. Lanús tuvo dos situaciones abajo del arco de Torrico que no pudo resolver, además de un cabezazo defectuoso de Acosta que se fue desviado.

El desenlace se veía venir. Y llegó, claro, en medio de otra sucesión de errores. Martegani había capturado un rebote en el borde del área grande, pero se resbaló y el centro de Burdisso le cayó en la cabeza a De La Vega, que le comió la espalda al colombiano Zapata, para dar vuelta el partido. Sobre el final, el Granate lo liquidó. Antes había desperdiciado algunas chances y el Tanque Díaz estuvo cerca con un cabezazo, pero González sacó a pasear al colombiano y fue 3-1

Abatido y sin fuerzas, el hincha de San Lorenzo no se calló ante una nueva decepción: le apuntó a los dirigentes, cantó contra Marcelo Tinelli, Matías Lammens y Paolo Montero. “Que se vayan todos”, bramó otra vez el Nuevo Gasómetro en la previa del clásico contra Huracán.