san lorenzo sarmiento
in

Cada vez peor: San Lorenzo volvió a perder y profundiza su crisis

El Ciclón terminó con 10 por la roja a Gattoni, Gordillo regaló un penal y terminó cayendo por 2-1 ante Sarmiento. Otra pálida imagen del equipo de Troglio, que apenas suma siete de los 27 puntos en juego.

Pedro Troglio camina para un lado, camina para el otro. Se agarra la garganta, la cabeza y cierra los ojos, resignado. Pasaron Soso, Dabove, Monarriz, Montero. Todos con ilusiones renovadas. Pero ninguno pudo con este San Lorenzo y el nivel subterráneo de muchos jugadores, que acompañado por el abandono dirigencial se hace un combo cada vez más angustiante y difícil de digerir.

El arranque del encuentro ante Sarmiento fue en la misma sintonía que los últimos partidos para el Ciclón. Con ganas, con intensidad y hasta con una buena chance que llegó por un remate de media distancia de Fernández Mercau que desvió al córner Josué Ayala. Pero eso fue lo único que generó el equipo de Troglio en ataque durante el primer tiempo. Se pinchó. Otra vez.

El Verde, con poquito, agarró la pelota y empezó a complicar. Primero el palo y más tarde el travesaño le negaron la apertura del marcador a Arismendi. Pero la tercera fue la vencida: Jonatan Torres, uno de los más bajitos del loca, se desprendió de la marca de Elías y metió un gran cabezazo al segundo palo. Inatajable para Torrico, que voló en vano.

El arranque del segundo tiempo fue el mismo que el final de esos primeros 45 minutos. Prácticamente fue un monólogo azulgrana, donde no tuvo ideas, se mostró inofensivo y terminó de evidenciar lo flojito que se muestra en ataque. En una ráfaga tuvo dos chances claras a través de Martegani, una con un zurdazo que tapó Ayala después de una buena jugada colectiva y la otra en un cabezazo débil que también paró al arquero. Pero…

Cuando Troglio había decidido mandar a la cancha a Ortigoza en lugar de Uvita Fernández, al toque todo se fue al tacho. Al minuto Gattoni se fue expulsado por doble amarilla en una falta que parecía evitable a Toledo y, al ratito, Yeison Gordillo metió un manotazo insólito adentro del área que Pitana, tras asistencia del VAR, dio como penal y Torres cambió por gol. En el final, el Ciclón buscó sin idead y encontró el descuento por el Gordo por otro penal de VAR luego de un manotazo en la cara a Centurión.

Hay carencias demasiado sensibles en un San Lorenzo venido a menos. Parece ruinas, lo que queda, de lo que alguna vez supo ser un equipo grande que se plantaba de igual a igual en cualquier cancha. La pregunta del millón es si cualquier intención que tenga Troglio, que con sus apenas siete puntos sobre 27 en juego ahora parece teclear en su cargo, se puede aplicar en uno de los peores planteles de los últimos años…