festejo san lorenzo
in

Vombergar debutó con gol y San Lorenzo ganó sobre la hora

El delantero entró a los 41 y tres minutos más tarde la mandó a guardar en la primera pelota que tocó como jugador del Ciclón, que derrotó 1-0 a Argentinos en La Paternal y volvió a festejar.

Entre los varios caminos que el fútbol tiene para llegar un triunfo, hay dos muy marcados: dominar al rival hasta desnivelar en el resultado o mantenerse a la expectativa y golpear cuando el hueco aparezca. San Lorenzo tendrá mucho que trabajar, reconoce que no le sobra nada, pero sabe que tirándose a esa segunda opción puede encontrar una victoria como la de hoy, en una cancha con un rival complejo como lo suele ser Argentinos Juniors.

En los primeros 45 minutos, el Bicho tuvo la posesión, pero la tenencia fue inocua ya que el Ciclón se plantó bien y el local no logró profundizar para generar situaciones claras de gol. De hecho, Augusto Batalla fue un espectador de lujo que prácticamente no tuvo intervenciones, apenas descolgó (bien) algunos centros.

Sin la pelota, los de Insúa aprovecharon para ejercer presión sobre la salida de un Argentinos que suele arriesgar, dejando espacios en el fondo. Con esa fórmula, San Lorenzo contó con las mejores ocasiones: primero Adam Bareiro la mandó cerca del palo de Lanzilotta tras una combinación entre Maroni y Cerutti, y después el Pocho intentó un pase atrás que al 9 le quedó largo y terminó rozando el poste.

ezequiel cerutti
Cerutti durante la tarde de La Paternal.

El complemento siguió en la misma tónica, la de ceder protagonismo y encontrar una contra salvadora que lo pueda poner adelante. En definitiva, a pesar de no tener la tenencia, el Ciclón volvió a disponer de otra chance clara para convertir, en la que Bareiro falló otra vez: Cerutti se la bajó y el paraguayo definió por encima de Lanzilotta, pero Villalba se la sacó en la línea. No fue la tarde del goleador, que minutos después se fue reemplazado por Leguizamón.

El Ciclón es un equipo de pretensiones módicas. Así lo refleja la estrategia de un entrenador que parece ser consciente de las limitaciones del plantel y se las arregla como puede. ¿El resultado del plan? Perfecto. Porque cuando parecía que se consumaba el octavo empate del torneo, a los 44 Legui ganó en velocidad en la banda y la mandó adentro para que Andrés Vombergar empuje para el 1-0 en la primera pelota y casi única que tocó en su debut. Triunfazo de San Lorenzo.