nahuel barrios
in

San Lorenzo rescató un punto por un golazo agónico de Barrios

El Ciclón empujaba y no jugaba bien, pero a los 44 del segundo tiempo el Perrito la agarró de sobrepique desde afuera del área y encontró el 1-1 final. Séptimo empate en diez fechas para el equipo de Insúa, que volvió a tener un flojo rendimiento…

Fue otro flojo partido de San Lorenzo. El equipo de Rubén Insúa fue superado por Talleres en el primer tiempo y en el complemento, con un jugador más, apenas pudo generar alguna jugada de peligro para poder llegar al empate. El punto lo salvó Barrios, con un golazo en una de las últimas del partido, aunque está muy lejos de festejarse…

Lo del Ciclón en el primer tiempo fue malo. Si bien arrancó mejor, intentando asumir la iniciativa, el equipo se desorientó rápido. Fue cuando a los 10 minutos, marcó mal en la pelota parada, Torrico, que antes le tapó una arremetida a Girotti, no se despegó de la línea para salir a cortar y Matías Catalán firmó de cabeza la ley del ex.

Después del gol el equipo de Insúa lo sufrió. No encontró la pelota, carecía de reacción y el único que más o menos pudo maquillar la situación fue el Perrito Barrios, aunque no le alcanzó para maquillar las dificultades tiene el Ciclón para generar fútbol. Sobre el final, en una jugada aislada, el desarrollo del partido inclinarse para el lado azulgrana…

Enzo Díaz sujetó a Giay adentro del área, Loustau cobró penal y expulsó por doble amonestación al lateral de Talleres. Sin embargo Adam Bareiro, el goleador del campeonato, le erró feo: le pegó igual que frente a Boca, intentando cruzársela a Herrera pero la mandó afuera, al lado del palo. Increíble.


En el complemento el Gallego movió el banco y pasó a jugar con cuatro en el fondo. ¿Los cambios? Afuera Gastón Hernández y Agustín Giay; adentro Juan Ignacio Méndez y Gonzalo Maroni, que debutó con la camiseta azulgrana. Obligado a buscar por estar con uno más, el Ciclón se posicionó más adelante e intentó arrimarse al arco rival, pero generó poco peligro…

Hubo mucho sacrificio y alguna que otra jugada que casi siempre terminaba en la nada. Encima, a instancias del VAR, Loustau anuló el empate de Gattoni  porque interpretaron que en la previa hubo un pisotón de Bareiro sobre Herrera. En definitiva, estaba siendo un ST de muy bajo vuelo para el equipo de Insúa… pero sobre el final el Nuevo Gasómetro explotó.

Cuando la gente pedía más y Torrico acababa de evitar el segundo de la T, con una doble tapada ante Ortegoza, el Perrito Barrios agarró de sobrepique un rebote en el área y metió un golazo espectacular para rescatar el punto, aunque los empates sistemáticos (¡es el séptimo del Ciclón en diez fechas!) pueden llegar a hipotecarle el futuro…