La Reserva perdió el clásico por un error y se aleja de la punta

No fue una noche feliz para la Reserva de San Lorenzo. Después de que Atlético Tucumán le haya arrebatado dos puntos en el final partido, a los dirigidos por Leandro Romagnoli les tocó horario nocturno en el predio de Boca en Ezeiza y la historia terminó en derrota por 1-0 en una de las peores formas de perder un clásico: por un error propio.

- Anuncio -

La diferencia llegó a los 23 minutos del primer tiempo, en una jugada que quedará marcada para Renzo Uriburu. El volante primero le ganó bien en un cruce a Federico Aguirre, pero después cedió para que Santiago Torres despejara sin darse cuenta que acechaba Brandon Cortés. El jugador Xeneize anticipó, eludió al arquero y convirtió el único tanto del encuentro.

Lo que siguió del clásico fue bastante discreto. En el complemento, Boca apostó a la contra y San Lorenzo intentó, tuvo mayor dominio de la pelota pero le faltó profundidad. Apenas un cabezazo desviado de Elías Báez en el arranque y un disparo de Tomás Cuella promediando el segundo tiempo fue lo poco que hizo para complicarle la vida a Leandro Brey.

- Anuncio -

Con este resultado, el Ciclón continúa con 19 puntos (no gana desde la fecha 8 ante Newell’s), bajó al séptimo puesto de la tabla y perdió la posibilidad de acercarse al líder River, que tiene cinco unidades más y este martes por la mañana jugará como visitante de Gimnasia de La Plata.

Temas en esta nota:
Compartir este artículo
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *