san lorenzo de almagro ortigoza
in

Ortigoza y el liderazgo: “Si no podés dar dos pases seguidos no le llegás a tu compañero”

El Gordo habló de todo: su exigencia en la vuelta a San Lorenzo, el manejo del vestuario, los Romero y la necesidad de “unir al grupo”. Además, contó: “Le dije a Cetto que no venda a nadie, tenemos un equipazo”.

Néstor Ortigoza está donde quiere estar. Hace tres días que firmó su contrato con San Lorenzo y lejos de relajarse, ya empezó a trabajar en la Ciudad Deportiva a la espera el inicio de la pretemporada bajo las órdenes de Paolo Montero. Mientras disfruta del momento, el Gordo habló de lo que espera en esta nueva etapa.

“Dejé de entrenar el miércoles pasado con Estudiantes, paré por unos días y el lunes arranqué acá. Ya me estoy moviendo para empezar bien. Vengo con ritmo. Ya tenía ganas de estar en el club“, arrancó en una entrevista con ESPN el volante de 36 años, que volvió a Boedo después de cuatro años y puso el gancho en un vínculo que lo unirá a la institución por 18 meses.

Consultado sobre los problemas de grupo entre algunos futbolistas y los hermanos Romero, Orti fue contundente. “Yo veía como jugaba y la rompían toda. Después de lo que pasaba en el vestuario no puedo opinar. Vamos a tener buena onda seguro, la tuve en la Selección. Vamos a estar en el día a día acá, sumando y mejorando. No es que voy a llegar y voy a hablar con ellos. No vengo a retar a nadie con el látigo ni nada“.

Más tarde, agregó a su explicación: “La responsabilidad que tenemos los grandes es la de ganar. Ganando se acomoda todo. Es un club grande que tiene mucha presión. No es la cuestión de uno o de dos jugadores, porque no ganan nada. Tenemos que unir el grupo. Acá hay que ganar, convencer a los compañeros de ganar cosas. Pero lejos de estar con el látigo y pegar cachetazos”.

¿Qué dijo sobre sus objetivos en esta vuelta? “Yo sé cómo estoy. Vengo con 36 años, con mucha más experiencia y más tranquilo. Vengo a pelear un puesto y para eso tengo que estar bien, por eso ya empecé a entrenar y tratar de exigirme desde lo futbolístico. Después por más que quieras ir a hablar al vestuario, si no podés dar dos pases seguidos no le llegás a tu compañero”.


En relación a la posible transferencia de Franco Di Santo, el delantero que negocia con Boca, el Gordo expresó sus deseos: “Le dije a Cetto que no venda a nadie, tenemos un equipazo. Tenemos buenos jugadores, hay que armar un equipo ahora. Quiero que se quede, pero es una decisión de él, del cuerpo técnico y los dirigentes. Me gustaría que no se vaya nadie”.