san lorenzo de almagro nicolas fernandez
in

De moneda de cambio a debutar en Primera

Nicolás Fernández, que se negó a entrar en la negociación por la vuelta de Piatti, tuvo su premio y jugó sus primeros minutos oficiales en San Lorenzo. “Más que feliz por cumplir mi sueño”, escribió en las redes.

La reactivación de la fábrica de juveniles en San Lorenzo está reactivándose con la llegada de Mariano Soso. A la presencia de Gattoni y Peralta Bauer entre los titulares de San Lorenzo, se le sumó la gran reaparición de Alexander Díaz en la goleada contra Aldosivi. Pero además, el DT sacó a relucir a otro de los pibes que promete en la cantera.

Se trata de Nicolás Fernández Mercau, de 20 años y 172 centímetros de altura. El juvenil, que desempeñó como lateral izquierdo o volante por el mismo sector en las Inferiores, entró a los 34 del segundo tiempo en reemplazo de Juan Ramírez y sumó sus primeros oficiales minutos en la Primera. “Más que feliz por cumplir mi sueño. Vamos por más, Ciclón”, fueron las palabras que eligió para expresar su felicidad en las redes.

san lorenzo

El pibe nacido el 10 de enero del 2000 en Capital Federal, llegó al Ciclón cuando apenas tenía 9 años y fue uno de los puntos altos en el bicampeón de la Reserva que dirigía Monarriz. En el verano pasado, sumó rodaje por primera vez en el plantel profesional durante un amistoso ante Talleres y había dejado buenas sensaciones. En esta pretemporada, comenzó a ganarse un lugar en la consideración del entrenador.

Como dato a tener en cuenta, fue uno de los juveniles que se negó a irse de San Lorenzo en la negociación del regreso de Ignacio Piatti. ¿Qué había pasado? El acuerdo entre el Ciclón y Montreal Impact indicaba que el club cedería el 80% del pase de Emanuel Maciel y el 70% del lateral/volante para destrabar la vuelta de Nacho. Sin embargo, uno se fue a Canadá y Fernández mantuvo la postura de quedarse para pelearla en Boedo.

san lorenzo
Fernández debutó oficialmente en San Lorenzo.

Todo indica que Soso aspira a potenciar la experiencia de los futbolistas de San Lorenzo con la frescura que le dan los chicos. Y en ese sentido, el juvenil que comparte nombre y apellido con Uvita, se convirtió en el tercer jugador que el entrenador mandó a la cancha para jugar sus primeros minutos oficiales en Primera. Antes ya lo había hecho con Federico Gattoni y Alexis Sabella.