- Anuncio-

San Lorenzo se derrumba: otro flojo partido y una durísima goleada que puede dejar secuelas

Parecía haber arrancado bien San Lorenzo con una pelota parada que pudo terminar en gol de Bareiro después de un zurdazo de Carlos Sánchez, quien terminó siendo el gran protagonista del primer tiempo. Fueron intensos esos primeros minutos. Entretenido, con presión de ambos lados y buena fluidez de juego en una cancha rápida por la lluvia que no cesó durante toda la noche de Avellaneda. Pero de a poco Racing se fue adueñando de la pelota y empezó a ser más.

- Anuncio -

Altamirano tapó un pelotón a Solari después que el Ciclón se haya dormido atrás a la salida de un córner. Y, al ratito, llegó la jugada que cambió el rumbo del clásico: centro de Rojas, tremenda pifia de La Roca y Maravilla Martínez la clavó al ángulo tras la salida desesperada del arquero azulgrana. Fue revisado por el VAR por posible offside del ex lateral del CASLA, pero fue todo lícito. Tampoco consideró Falcón Pérez que hubo falta previa a Giay en la previa.

- Anuncio -

A partir de ahí todo fue del local. Se derrumbó el equipo de Insua, que no reaccionaba y veía cómo los jugadores vestidos de celeste y blanco movían la pelota de un lado para el otro. Tuvo el segundo en una contra que terminó en un remate forzado de Salas, que esta vez sí estaba adelantado, y finalmente logró estirar la ventaja con otra distracción en el fondo. Martínez se filtró entre Romaña y Sánchez, que en vez de seguir al jugador miraron cómo Solari tiraba el centro y Maravilla definía para el 2-0. Sobre el cierre tuvo el tercero con un tiro libre de Juanfer Quintero que pasó muy cerca del ángulo. Pobrísima imagen del Ciclón en la primera mitad.

- Anuncio -

En el complemento Insua movió el banco: entraron Campi y el Perrito Barrios por Insaurralde (amonestado) y Tarragona. Con la entrada del defensor, la Roca Sánchez, que ya había tenido una nochecita para el olvido, pasó a jugar a la mitad de la cancha. Con los cambios hubo una tibia reacción de San Lorenzo. Fue tibia porque manejó la pelota en campo rival, pero jamás tuvo el ingenio para poder llegar con claridad al arco defendido por Arias.

En el toqueteo azulgrana, Racing no se desesperó. Jugó replegado dispuesto a aprovechar los espacios que dejó un rival obligado a salir. Y cuando emparejó el trámite, facturó otra vez un Martínez al que le salían todas: quedó mano a mano con Altamirano por un rebote y otro rebote en Hernández descolocó al arquero para el triplete de Maravilla. Ferreira, el mejor del equipo, descontó en la siguiente en una jugada en la que presionó y recibió de Bareiro para definir a un costado de Arias.

- Anuncio -

Sobre el final San Lorenzo empujó, pero ya era demasiado tarde. Encima en una de las últimas, Martínez sacó a pasear a Romaña en un costado, mandó el centro y Mura, de cabeza, agarró a contrapierna al palo a Chila Gómez, que debutó porque Altamirano salió por un golpe en el ojo, para el 4-1 definitivo. El equipo de Insua se derrumba…

Temas en esta nota:
Compartir este artículo
- Anuncio -

Comentarios