- Anuncio-

San Lorenzo mejoró pero no pasó del empate con Belgrano

Lejos de someter e imponerse, San Lorenzo dominaba la pelota y merodeaba el arco de Belgrano. Tuvo algunos avisos de pelota parada en esa primera parte en el que se plantó con autoridad en campo rival, aunque siempre, más allá de un cabezazo de Gastón Hernández, le faltó la agresividad en el último impulso. Pero en medio de esto, de la aparente tranquilidad por esos buenos minutos, llegó baldazo de agua fría: el inesperado gol de Lucas Passerini.

- Anuncio -

Fue un problema colectivo que quedó al descubierto con errores individuales. Falta de firmeza y de concentración en un córner. Porque al 9, su arma más peligrosa en ataque, lo perdieron en la marca, recibió solo de pecho y ajustició a Altamirano para abrir el marcador. Al equipo se le quemaron los papeles en un abrir y cerrar de ojos más allá que después tuvo sus chances más claras: un zurdazo de Tarragona al palo, un cabezazo de Bareiro arriba del travesaño y un remate de Giay que pasó cerca.

- Anuncio -

El Ciclón intentó mostrar cierta rebeldía en el inicio del segundo tiempo, cuando apuró infructuosamente intentando llevarse puesto a un Belgrano ya replegado, con seis defensores abocados a custodiar el resultado. Y como estaba lejos de generar peligro, Insua metió un cambio ofensivo para alcanzar el empate: adentro el Perrito Barrios, afuera Campi, la Roca Sánchez a la cueva y en cancha solo Elián Irala como hombre de marca en el mediocampo.

- Anuncio -

En el momento de mayor intensidad, un patadón de Esteban Rolón a Malcom Braida dejó al Pirata con diez hombres. Y ahí nomás vino el 1-1. Después de tantos intentos por arriba, Ferreira mandó un buen córner desde izquierda, Adam Bareiro ganó en lo alto y peinó para colocar la pelota lejos del alcance de Losada. Estaba haciendo méritos el equipo del Gallego, que siguió yendo a buscar después del gol del Príncipe pero se fue quedando sin piernas ni ideas en el cierre del partido.

Y no hubo más. San Lorenzo dejó una mejor imagen que el estreno aunque dio la sensación que podía hacer algo más cuando quedó en superioridad numérica. Si apretaba, parecía, se llevaba sus primeros tres puntos en la Copa de la Liga. Fue empate nomás, con una actuación mejorada que deja el crédito abierto para un Rubén Insua que tendrá mucho trabajo por delante para que el equipo muestre su mejor versión.

- Anuncio -
Compartir este artículo
- Anuncio -

Comentarios