ezequiel cerutti
in

San Lorenzo no la pasó bien pero rescató un punto en el debut de Insúa

El Ciclón sufrió el partido con Independiente y cuando peor la pasaba, pudo llegar al empate por un cabezazo de Bareiro. Fue 1-1 en el clásico, en la primera fecha de la Liga Profesional.

Son decisiones. Cómo armar un plantel. Cómo armar un equipo. Cuál es tu esquema. Quiénes conforman tu doble 5. Quién es tu nueve. La idea. El planteo. Los intérpretes. Y eso, a pesar del poquito trabajo que tuvo, es tarea de Rubén Insúa. Pero, claro, si desde arriba no responden. Si los dirigentes siguen aletargados, haciendo la vista gorda y esperando soluciones mágicas adentro de la cancha, todo va a continuar siendo cuesta arriba.

El gol en el final del primer de Leandro Benegas, que desvió un disparo de Alex Vigo, tuvo algo de lógica. Lo terminó ganando 1-0 solo por la ineficacia del Rojo, que erró una tras otra sin hacer demasiado. Fernández Mercau salvó en la línea en la primera y después le erraron al arco Leandro Fernández, Soñora y el propio Benegas. El Ciclón hizo sombra, llegó tarde en casi todas las divididas y lo único que tuvo fue un remate de Cerutti que tapó Álvarez.

Si la primera mitad del Ciclón fue floja, el arranque del complemento fue de lo peor que se vio en el último tiempo. Y eso que hay material para repasar, eh. Los errores no forzados se multiplicaron y el equipo parecía tener un yunke en la cabeza que le impedía pasar la mitad de la cancha. Ahí, el único que pudo sostener el partido fue Torrico, que evitó el segundo gol, dos veces. Ante Barreto y Benegas.

adam bareiro
Bareiro, el autor del empate del Ciclón.

Pero cuando peor la estaba pasando y además Insúa había llamado a Blandi para reemplazarlo, llegó el cabezazo salvador de Bareiro en una pelota parada. El paraguayo le ganó a todos por arriba luego de un centro de Martegani y marcó el empate con suspenso, porque Álvarez la sacó (de adentro) y el VAR tuvo que intervenir para convalidarlo. Fue con el 1-1 San Lorenzo se calmó, barajó y dio de nuevo.

Con el ingreso de Perruzzi y Barrios, el equipo tuvo un poco más de dinámica y al menos intentó otra cosa. Independiente se descuidó en el fondo y el CIclón generó cierto peligro con salidas rápidas, de contra, que pudo haber aprovechado mejor. Sin embargo, la roja directa de Rosané a instancias del videoarbitraje por un planchazo a Vigo terminó de, justamente, planchar el partido hasta el pitazo final de Merlos.