san lorenzo racing
in

¡Triunfazo del Ciclón en Avellaneda!

En un partido duro, San Lorenzo pegó cuando debió hacerlo, aprovechó el nerviosismo de Racing y se impuso por 2-1 con goles de Méndez y Vombergar, la gran figura del equipo de Insúa.

El plan otra vez salió perfecto. San Lorenzo se plantó en el Cilindro, batalló, metió, jugó con el nerviosismo de Racing y se llevó tres puntos clave de Avellaneda de la mano del héroe que llegó desde el banco: Andrés Vombergar. El 18 apareció en los momentos justos y en los lugares indicados, primero para asistir y después para poner un 2-1 que le da al equipo del Gallego Insúa la posibilidad de soñar…

Fue flojo el primer tiempo en Avellaneda. Los primeros minutos fueron los mejores del local, pero apenas contó con un cabezazo de Copetti que se fue desviado a los 5′. Después prácticamente no tuvo profundidad ni explosión porque, claro, San Lorenzo le hizo un partido incómodo. Le bloqueó los espacios, disputó cada pelota como la última y buscó, sin suerte, lastimar de contragolpe. ¿Lo mejor? Dos tiros libres de frente al arco de Arias muy mal pateados por Mercau y Cerutti.

En el complemento Insúa movió el banco, sacó al Perrito Barrios y metió a Vombergar, que terminó siendo la gran figura del Ciclón. A los 5, Cerutti mandó el centro, La Bomba se la bajó a Méndez y el volante, que la había parado de pecho, sacó un bombazo inatajable para Arias. Ganaba bien San Lorenzo, que era más bicho que un inexpresivo Racing en el arranque del ST.

Tras la ventaja, fueron los mejores minutos del equipo de Insúa y encima llegó la jugada que cambió el clásico: Chancalay le metió un pisotón tremendo a Giay y el local que se quedó con diez jugadores tras la intervención del VAR. Pero en el peor momento, una distracción en el fondo San Lorenzo la pagó caro: Copetti entró solo y cabeceó lejos de Batalla en el área chica para el empate parcial.

Los de Gago amagaron a envalentonarse luego del 1-1. Sin embargo, estando en inferioridad numérica ¡San Lorenzo lo agarró mal parado! Fernández Mercau lanzó largo, Bareiro ganó por arriba y Vombergar, que anticipó de cabeza a Mena, desfiló rumbo al gol y ensayó una excelente definición por encima de Arias. Golón del lungo, que ya gritó tres veces en apenas cinco partidos con la camiseta azulgrana

En medio del nerviosismo del local, Sigali le metió un planchazo a Bareiro y Racing se quedó con dos menos. A partir de ahí, San Lorenzo, muy bien plantado, estuvo para pegar el cachetazo en cualquier momento. Si no fuese por las posibilidades erradas por Maroni, que tuvo dos claras (una con asistencia de Vombergar) y se las tapó el arquero académico, el Ciclón podía irse con una diferencia más amplia en el marcador. ¡Triunfazo en Avellaneda!