Connect with us

Mercado de Pases

Vuelve a bajarse el sueldo para seguir en San Lorenzo

Santiago Vergini tampoco consiguió club en este mercado y negoció la segunda quita salarial desde que está en Boedo. Ahora, la idea es que emigre en el próximo receso. ¿La tercera será la vencida?

Publicado

on

san lorenzo vergini
Foto: Prensa San Lorenzo

No es normal que jugador se baje el sueldo dos veces para seguir entrenando en un plantel. Pero eso le que pasa a Santiago Vergini en San Lorenzo. El defensor, que jugó tan solo cinco partidos con la camiseta azulgrana, tampoco consiguió club en este mercado de pases y es por eso que negoció otra rebaja salarial a cambio de seguir practicando a la par de sus compañeros. Aún sabiendo que Mariano Soso no lo tendrá en cuenta. Repasemos.

El zaguero de 32 años llegó a Boedo a mediados del 2019 pasado en condición de libre y firmó un contrato hasta el 2023. Sin embargo, por su rendimiento y con la idea de liberar uno de los sueldos más elevados del plantel, a principios de año quedó marginado y estuvo entrenándose un tiempo en contraturno junto a Nicolás Navarro y Ezequiel Cerutti, quienes ya se fueron de la institución.

Como en aquella oportunidad no encontró otro club para ir a jugar, se bajó la mitad de su salario y eso le permitió volver al practicar con el grupo. La idea, claro, era que una vez que finalizara el semestre y arranque la nueva ventana consiga otro destino. Pero eso no pasó. Si bien sonó como refuerzo de Newell’s, su ex equipo, lo cierto es que en el regreso a la pretemporada post pandemia, siguió moviéndose con el resto del plantel y la historia se vuelve a repetir.

san lorenzo vergini

El último partido de Vergini fue ante Independiente, en noviembre del 2019.

Aún sabiendo que corre por detrás de  Alejandro Donatti, Federico Gattoni, Fabricio Coloccini, Ramón Arias y Francisco Flores y que fue suplente del equipo suplente durante los últimos amistosos, Vergini tiene todo listo para firmar una nueva actualización de su contrato y volver a resignar el 50% de su salario actual. Es decir, una vez que ponga el gancho, percibirá sólo el 25% del dinero que recibía cuando llegó a San Lorenzo.

Ahora, la idea de la dirigencia es la misma que tuvo en los últimos dos mercado: que una vez que comience el próximo receso emigre de la institución. ¿La tercera será la vencida?

Publicidad
Publicidad
Publicidad