san lorenzo de almagro peruzzi
in

San Lorenzo y otra actuación preocupante ante Talleres

El equipo de Montero no reaccionó, volvió a cometer errores infantiles y la T le terminó haciendo precio. Fue 2-0 en Córdoba. Peruzzi y Rosane, expulsados.

Historia repetida. Un déjà vu de lo que pasó el fin de semana en Santa Fe. No queda ni esa intensidad que mostró en las primeras fechas. No da dos pases seguidos. Flojo el medio. Nefasto atrás. Y a Talleres le bastaron cuarenta y cinco minutos para exponer cada una de las falencias de San Lorenzo, que perdió 2-0 y terminó con dos jugadores expulsados: Peruzzi y Rosané.

El Ciclón zafó al minuto cuando Auzqui tuvo una doble chance después de un córner: primero tapó Torrico abajo del arco y después el jugador de la T la tiró al costado de la red. Pero no pasó lo mismo a los 15, cuando desde otro tiro de esquina la pelota le sobró a Flores y Enzo Díaz cabeceó en soledad, en las narices de Zapata.

A bordo de la ventaja, el equipo de Montero no tuvo ni reacción ni rebeldía para, al menos, intentar llegar al empate. Talleres la tocaba en el fondo demasiado cómodo ante la pasividad sorprendente de los jugadores vestidos de azulgrana. Entre medio se dio una respuesta tibia, en la que tras un centro de Peruzzi, pareciera que hubo foul de Malatini sobre Di Santo, que pifió en el borde del área chica.

Cuando se consumía la primera etapa, los de Cacique Medina liquidaron el partido en una jugada de las más básicas del fútbol: pase desde 40 metros de Méndez que calculó mal Flores, controló en el aire Fértoli y el ex Ciclón definió al ángulo derecho. Todo muy fácil para Talleres. Todo demasiado complejo para San Lorenzo, que volvía a exponer todas sus falencias.

Montero cambió sin cambiar demasiado para el segundo tiempo. Pieza por pieza. Pittón por Rojas, Elías por Ortigoza y Herrera, al que había probado entre semana en la mitad de la cancha, por Palacios. Pero no produjo nada y, encima, Talleres casi marca el tercero por una desinteligencia entre Torrico y Zapata, al minuto del complemento.

Si ya daba la sensación de que San Lorenzo no podía llegar al descuento, más aún lo fue cuando a Peruzzi le saltó la térmica y bajó desde atrás a Martino en tres cuartos de cancha y se fue a las duchas por roja directa. Innecesario lo de Gino. Con inferioridad numérica hizo poco el CASLA. La única jugada estuvo en dos disparos de Herrera que fueron tapadas por el arquero local. Sobre el final, Rosane se fue expulsado por otro patadón y Talleres terminó haciéndole precio. Preocupante.