Connect with us

Liga Profesional

San Lorenzo sin rumbo

El Ciclón volvió a jugar mal y cayó por 1-0 en Córdoba contra Talleres. Entre medio, la injusta expulsión de Ramírez y un clima enrarecido por otro problema entre los Romero y Monarriz, que cada vez es más cuestionado.

Publicado

on

san lorenzo pitton
Foto: Getty

Decepción total, tristeza y bronca. Ese es el estado de ánimo de los hinchas de San Lorenzo tras la derrota por 1-0 ante Talleres. Los Cuervos, los que lo vieron desde sus casas y otros que asistieron en un muy buen número al estadio, sufrieron otra actuación pobre del equipo de Monarriz que, como en la visita a Rosario, prácticamente no pateó al arco.

La noche ya había arrancado complicada. Desde el inicio el local se acomodó mucho mejor y Torrico, otra vez, tuvo que aparecer para sostener el cero. Primero tapó un disparo de Nahuel Bustos, luego Jonathan Menéndez le dio al palo, más tarde un tiro libre que pasó cerca y después una serie de tiros de media distancia que también inquietaron, sobre todo uno de Menéndez que el Cóndor rebotó largo y logró despejar Donatti antes de que llegue Bustos.

Y encima que a San Lorenzo no le estaba saliendo nada, se le sumó la insólita expulsión de Juan Ramírez por doble amarilla. Al volante le habían sacado la primera tarjeta por una infracción que le había cometido Donatti a Bustos, pero el juez optó por mostrársela al zurdo. Sobre el final, sí bajó a Tenaglia y terminó pagando los platos rotos del grosero fallo arbitral.

Sorpresivamente, Monarriz decidió sacar a los hermanos Romero para el complemento, quienes ni siquiera atinaron a sentarse en el banco de los suplentes por una aparente discusión en vestuario: el DT habría comunicado el cambio de Oscar y Angel se le habría plantado cuestionando la modificación. ¿El resultado? Los dos paraguayos afuera. En medio de un clima enrarecido, ingresaron Arias y Gaich, pero el equipo tampoco encontró respuestas.

Con la fórmula con la que venía insistiendo (el remate desde afuera del área) Menéndez abrió el camino para la T con un fierrazo cruzado que Torrico intentó despejar sin suerte. Lo que vino fue un monólogo de los cordobeses, que contaron con alguna que otra chance para poder ampliar el marcador. San Lorenzo, por su parte, recién tuvo su única posibilidad de convertir en los minutos finales.

A los 41, Gaich la pelea sobre la banda, mandó el centro atrás para el remate de Peruzzi que tapó abajo Herrera y en el rebote, con el arco a su merced, Bruno Pittón tampoco pudo vencer la resistencia del arquero. Increíble. Al ratito, el guardameta de la T se fue expulsado por un patadón al Tanque y como no tenían más cambios, terminó atajando el delantero Bustos, al que ni siquiera le patearon. Menéndez, en ese lapso, también vio la roja.

El equipo del ya muy cuestionado Monarriz, al que además se le sumó otro problema con los Romero, deberá cambiar rápido la imagen para tratar de cerrar la Superliga de la mejor manera. La próxima cita es el clásico contra Racing, el sábado en el Nuevo Gasómetro. Pero antes se vendrán unos días bastante movidos…

Publicidad
Publicidad
Publicidad