Connect with us

Mercado de Pases

Dos clubes tras los pasos de Herrera

El lateral derecho aparece en los planes del Palmeiras y Flamengo, que ya lo había sondeado a principios de año. Su cláusula de rescisión asciende a los 20 millones de dólares.

Publicado

on

san lorenzo

Mientras todo el mundo San Lorenzo está pendiente de la salida de Adolfo Gaich, quien tiene posibilidades concretas de emigrar al fútbol europeo, el equipo que comanda Mariano Soso podría llegar a sufrir otra baja importante en este mercado de pases si es que los rumores que llegan de Brasil se convierten en realidad.

En este caso, Andrés Herrera es el jugador que sería pretendido por el Palmeiras y el Flamengo, equipo que, según los medios brasileños, ya lo había sondeado a principios de año. Esto se suma a la versión que corrió a principios del mes de junio, que afirmaban que al Chacho Coudet le interesaba para sumarlo al Inter de Porto AlegrePor ahora, en Boedo desconocen esta chance.

El Yacaré, de 21 años, lleva disputados 29 partidos con la camiseta azulgrana y habitualmente es citado a las selecciones juveniles. De hecho, tenía la posibilidad de ir a los Juegos Olímpicos de Tokio si es que no se suspendían por la pandemia. En Boedo, recuperó la titularidad tras la lesión de Víctor Salazar y también compite en el lateral derecho con Gino Peruzzi.

san lorenzo

Herrera junto a Gaich, tras coronarse en el Preolímpico.

¿Cuál es la situación contractual de Herrera en San Lorenzo? En marzo de este año firmó la renovación de su contrato que vencía en junio de 2021 hasta mediados del 2023 y, además, su cláusula de rescisión ascendió a los 20 millones de dólares. Con estos números, las posibilidades de que se vaya al fútbol brasileño no parecen fáciles. Pero…

Mientras el regreso del fútbol en Argentina no tiene fecha concreta, ¿Habrá chances reales que emigre a Brasil?

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Vamos Ciclón es una página partidaria oficial, creada para los hinchas de San Lorenzo y no tiene afiliación alguna con el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.