san lorenzo de almagro
in

Troglio le pone el pecho: “Esto es San Lorenzo, no es un fierro caliente”

El DT, que fue presentado en conferencia de prensa, se mostró orgulloso de dirigir al Ciclón, pidió que la gente acompañe y puso la vara alta en cuanto objetivos. “Sé que tengo todo para ganar”, declaró.

Es cierto que su nombre no apareció entre las primeras alternativas para reemplazar a Paolo Montero. Incluso su llegada se decidió luego que Leandro Romagnoli, que asumió en la Reserva, se negó a sumar nuevos integrantes a su cuerpo técnico. Pero aún así, para Pedro Troglio esta es una de las chances más importantes de su carrera. Y así lo hace saber.

Para mí es un honor estar acá. Dirijo desde el año 2005 y se me dio una oportunidad muy grande de dirigir a uno de los equipos más grandes del país“, fueron las primeras palabras del técnico de 56 años, que si bien ya había dirigido a Independiente, en 2008, se le presentó la posibilidad de llevar las riendas del Ciclón después de dos años y medio alejado del fútbol argentino.

Consultado por qué eligió a un club que está pasando por uno de sus peores momentos del último tiempo, el DT fue clarísimo: “Es San Lorenzo, no es un fierro caliente. Es una apuesta muy grande para mi vida. No me ha tocado dirigir a un club que haya salido campeón cinco veces seguidas. No fue un año bueno, pero siempre hay posibilidades de cambiar. Tener la obligación de poder sacarlo adelante para mí es muy bueno”.

El apoyo de los hinchas.

“Lo he percibido en todos lados y eso es muy bueno. Encontré buena predisposición en la gente. Para mí es un orgullo, sobre todo cuando uno no es de la casa. Me avalan 16 años de trayectoria, nunca he parado y las he vivido todas. Me ha tocado vivir situaciones complejas, otras veces que fue bien. Esta oportunidad me llega a los 56 años y sé que tengo todo para ganar. Es vital no solo para mí sino también para los jugadores. Necesitamos un apoyo total de la gente, que nos acompañe más que nunca“.

Cómo hará para que las cosas mejoren.

“Hay una cosa clara que cuando todo lo que está mal termina, es un desahogo volver a empezar. Todos empezamos de cero. Cuando miré los nombres dije que hay plantel. Material hay, hay ganas, hay jerarquía. Pero para eso tenemos que prepararnos bien. Estoy convencido que vamos a hacer una buena tarea”.

Lo mental, clave.

El argentino es un fútbol tan parejo que se soluciona con algo tan básico que es la mente. La jerarquía se esconde cuando los resultados no se dan. A los jugadores los veo bien y tenemos que arrancar bien. Empiezan los amistosos y tenemos que empezar a ganar”.

La vara alta.

Como técnico tengo el objetivo de meter al equipo entre los primeros cuatro del torneo para ir a competir por el campeonato. La historia así lo marca. Encontré a los muchachos bien predispuestos para eso. No me puedo conformar con sumar. De acá a octubre, meterlo a San Lorenzo en una Copa“.

Los refuerzos.

“Estamos en comunicaciones. Mauro (Cetto) me pregunta, nos ponemos de acuerdo y en base a eso buscamos. Me involucro dentro de lo que se puede. Pero yo no quiero convencer a nadie, quiero que tengan las ganas de venir como vine yo. Prefiero tener 25 jugadores con ganas a tener 35 y 10 sin ganas”.

Qué busca en sus equipos.

“Busco intensidad. Fútbol directo, pases hacia adelante para llegar al arco lo antes posible. Medianamente buscamos intensidad, equipos cortos y que trabajen en la recuperación también. Hay que ponerse un traje de albañil para recuperar, eso en todas las líneas. Un equipo que los equipos que vengan a enfrentarlo digan ‘qué pesado que es San Lorenzo‘”.

El dibujo táctico, hoy indiferente.

“He jugado con todos los esquemas posibles. Creo que el técnico tiene que imponer una idea y adecuarse a lo que tiene. Me gustaría armar un equipo picante, de buen pie, dinámico y que genera vértigo cada vez que tiene la pelota. Pero a la vez correcto a la hora de defender. Buscar esa ecuación es complicado, pero es lo que estamos intentando”.